viernes, 24 de junio de 2016

Prioridades vitales

Se aconseja leer escuchando lo que importa y lo que no de El Capitán Cobarde https://vimeo.com/140231666

A veces puede confundirte mi mueca de cansado o la queja arbitraria e injusta allende de la bendita fortuna que por fuerza de ser constante no deja de ser fortuna.

A veces las prioridades vitales se camuflan con la forma de reproches insignificantes que no eclipsan lo que importa y lo que no. Y nosotros lo sabemos aunque cada cien lunas nos mostremos torpes y casi convencionales. Disimular de vez en cuando que no somos inmortales como guiño a lo que pudo ser y de hecho es. Cuando el otro lado es un lugar donde sentirnos desconocidos y tengamos un rincón exquisito al que mimar.

Pero lo que importa es que no importa lo que no importa. Que el amor es agarrarse con más fuerza cuando sientes un calambre o mirarse a los ojos cuando el coche acelera y se aproxima una curva que nunca será más imposible que nuestra voluntad de que es posible.

Si el agua está fría la calentamos con sonrisas y el sol que guardamos en nuestro interior, el sol del rock. Y si el mundo gira, habla, o llora nosotros actuaremos disimulando que nos importa (lo justo)

Lo único que me preocupa es que el tiempo siempre será escaso y que mis próximas canciones no tengan la inspiración de tu ausencia.

Porque si lo piensas, si dejas todo lo incómodo que resulte ser imperfecto entenderás que unas palabras inadecuadas no compiten con abrazos precisos y preciados.

Ya sabes lo que importa y lo que no.

martes, 29 de marzo de 2016

Despedidas

Se aconseja leer acompañado de Por mucho que pase de Girasoules https://www.youtube.com/watch?v=m20833G-e-I

Hay personas que un día se van y otras que se fueron hace mucho tiempo y que ya nunca vuelven. Las despedidas suceden a menudo y casi nunca son deseadas.

Es difícil convivir con la ausencia aunque te acostumbres con el paso del tiempo y no te consuelen la mayoría de pajas mentales que tengas a mano para compadecerte.

Los recuerdos son caprichosos y en cada despedida va el refuerzo de vivir cada día con intensidad y en positivo. La filosofía del carpe diem versus el miedo a que los adioses mermen tu alegría, tu entusiasmo...

Si no sonríes, ni cantas, ni bailas, ni abrazas, ni haces el amor con todas tus ganas...cada día será tu propia despedida, tu lento hasta luego que camine hasta el inevitable hasta siempre.

Las manos que dejan de acariciarse, las coronas que presiden la madera, los llamaré mañana que hoy se me hizo tarde y los brazos extendidos diciendo adiós mientras otro tren pasa van al cajón del olvido cuya cerradura nunca encaja bien, nunca se cierra y queda entreabierta.

Una voz familiar que ya no escuchabas te invita a vivir, te invita a amar. ¿acaso no la estás oyendo? Lleva el compás del tic tac, lleva el ritmo nunca suficientemente lento, lleva una última imagen; la imagen de una nueva despedida.

jueves, 26 de noviembre de 2015

Sin miedo a sentir

Se aconseja leer acompañado de Mejor sentir de Manolo García https://www.youtube.com/watch?v=-jq_MuYGtBA

Él no era uno de esos presos que contaba los días que le quedaban para salir, si acaso era de los que alguna vez contaba los días que llevaba en esa celda a la que se había acostumbrado hasta llamar hogar.

Tampoco era de esos presos que proclamaban su inocencia cada vez que tenía su oportunidad. Él era culpable y en exceso de victimismo imaginaba para sí mismo la cadena perpetua.

Del patio penitenciario coleccionaba amistades, forjadas a base de tesón y mucha psicología carcelaria; al fin y al cabo no distaba mucho de la filosofía de bares que él bien conocía.

Las primeras noches encerrado revivía una y otra vez su crimen imperfecto, hasta que agotado le vencía el sueño minutos antes de que una sirena anunciara que un nuevo día (qué más da si lunes o jueves) comenzaba.

Aquello duró lo que tuvo que durar, los sueños empezaron a hacerse difusos y la sirena de un nuevo día comenzó a suponer justo eso, un día nuevo y, ¿por qué no? bueno.

Una de las tardes, por casualidad, como ocurren muchas de las cosas inexplicables, tropezó sobre la puerta de su propia celda y se abrió de par en par. Atónito y sorprendido, con miedo a salir pero con ansia de vivir y sentir, se aproximó aún más perplejo cuando vio que al otro lado una mano esperaba.

No lo pensó, la agarró y salió primero de la celda y luego de la cárcel sin que nadie opusiera ningún obstáculo.

Las dos figuras, aún de la mano, se alejaron, junto con sus sombras mientras a lo lejos se oía una sirena que anunciaba el final de un nuevo día.

martes, 10 de noviembre de 2015

¿A quién no le gustan los lunes?

Se aconseja leer acompañado de I don´t like mondays de The Boomtwon Rats https://www.youtube.com/watch?v=-Kobdb37Cwc


¿A quién no lo gustan los lunes? ¿qué extraño mandato os predispone a pasar por alto un buen lunes? ¿Acaso no tiene las mismas horas que el resto de días de la semana? ¿os parece tan diferente a un martes?

A mi me gustan los lunes. A mi me gusta no abandonarme a que simplemente pase cuanto antes porque irremediablemente todo lo que pase en lunes será aburrido, estresante o ambas cosas.

Y es que aún quedan lunes de verano, de encuentros premeditados, de canciones que suenan en tu cabeza desde que te despiertas hasta que te acuestas. Hay gente que se besa los lunes, y algunos incluso lo hacen con ganas. Hay playas que no cierran los lunes y campos que se riegan porque las flores no entienden de días de la semana.

A todos nos gusta el fin de semana, a pocos nos gustan los lunes. Tan propenso a mi ALL IN particular en esta ocasión no iba a ser diferente. Me gustan los lunes.


viernes, 23 de octubre de 2015

Cuando contó hasta 10

Se aconseja leer acompañado de Antes de que cuente diez de Fito & Fitipaldis https://www.youtube.com/watch?v=275IksF2fQM

Cuando contó 1 no sabía ni siquiera contar, ni sabía que significaba contar pero alzaba su pequeño índice señalando que quería ese 1, con determinación y sin lugar a la duda.

Cuando contó 2 pensó que ya no sería 1 nunca más, que no estaría sola ninguna noche ni ningún domingo por la tarde. Sentía que ese 2 era el mejor del mundo que por aquel entonces estaba lleno de muchos 2 más. 2 era perfecto, ni sobra ni falta, era su 2 racional pero también su 2 mágico porque cada 2 es único.

Contaba 2 para reir, para compartir, para planear. Las camas estaban hechas para 2, sea cual sea el tamaño.

Nunca quiso contar 3. Nunca le gustaron los números impares. Ella era ordenada, metódica...¿para qué contar 3? Per en ese momento alguien dijo No, no, no,no, no....

En muy pocas camas caben 3. Hay quien lo intenta pero al final alguien termina cayéndose de ella. Y entonces se vuelve al 1, que no al 2.

Cuando quieres seguir contando ya los números no cuadran, hay muchos decimales por medio. Las camas a veces se llenan y a veces se vacían. Los números se multiplican y luego se dividen para volver frecuentemente al 1 pero esta vez sin determinación y con dudas.

Y así ella va cumpliendo años, va cumpliendo sueños y olvidando otros. Ella se sienta en aquel bar disimulando que lee un libro, el mismo libro cada día. Ese libro que alguien le regaló cuando contó hasta 10 y le dijo No, no, no,no,no....