lunes, 7 de diciembre de 2009

Todo nos (me) parece una mierda

Listas, listas, listas.

El año (y lo que es peor, el decenio) toca a su fin y todos nos apresuramos a repasar qué ha pasado musicalmente durante ese período.

Y a mi, como a Astrud, todo me ha parecido una mierda (y no se salva ni lo vuestro).

!Ya será menos!Sí, será menos. Pero en este año hay más decepciones que sorpresas. Al menos en lo que yo he escuchado.

De cualquier forma, este tipo de listas me repelen un poco; creo que te obligan a hacer valoraciones demasiado pegadas al terreno, con poco margen de tiempo. Cada disco es un pequeño mundo en el que cuesta entrar. Algunos tienen los accesos más a la vista pero con otros hay que dar muchas vueltas para encontrar los resquicios. A veces nos aburrimos de buscar y dejamos el disco. Y tiempo después lo recuperamos, quizá sin darnos cuenta, y de repente todo cobra sentido. A mi me ha pasado este año con Nacho Vegas y sus Cajas de música difíciles de parar.

Si tengo que decir qué disco ha sido el más importante para mí en 2009, diría que es ese disco de 2003. Y si atiendo a lo que dice mi mp4 los discos que más he escuchado este año son Cronolanea, de Lory Meyers (2008) e Insolente, de Javier de Torres (2007).

¿Qué ha pasado en 2009?Quizá este ha sido uno de los años en los que más novedades de peso se han conjugado: Sabina, Pereza, Quique González, La Cabra Mecánica, Sidonie, Sunday Drivers, Love of Lesbian, Coque Malla...

Generalizando bastante diré que casi todos estos discos me parecen obras menores de estos grupos. Muchos contienen grandes canciones a las que he dado mil vueltas: Windsor, La luna debajo del brazo, Valientes, Tiramisú de limón, En mi garganta, Club de fans de John Boy...pero he echado de menos ese disco redondo de 12 canciones rotundas.

¿Mató el mp3 al disco?No.

La tierra está sorda, de Barricada, recupera el interés por los discos conceptuales. En este caso el hilo conductor es la Guerra Civil. Por primera vez el rock urbano se acerca a este hecho histórico en un disco profundo e inquitante que levanta ampollas y escuece, en el que las voces del Drogas y Boni estremecen y en donde Barricada se alejan de los tópicos del género (bendito Latidos y mordiscos) para sorprender con sonidos acústicos y guitarras crujientes.

Otra excepción: Muletrain. Banda madrileña de punk "guarro" que ha publicado este año su tercer disco, Crashbeat. 13 temas como 13 tiros. Su anterior obra, "The worst is yet to come", me resultó excesiva para lo que mis oídos escuchan habitualmente. Crahbeat es un pepino de disco en el que la banda deja más espacio para las melodías y en el que pisan un poquito (muy poquito) el freno.

Venga, vale, lo vuestro no es tan mierda.

EDITO: ...y de repente el mp4, atento al post, me avisa: "macho, que te dejas a Fabián".

¿A quién?

Al tío que escribe las canciones más bonitas del mundo.

martes, 1 de diciembre de 2009

Mis impresiones de Fito

El pasado fin de semana asistí en siempre buena compañía al concierto que Fito & Fitipaldis dieron en Granada en esta su nueva gira "Antes de que cuente diez". Palacio de Deportes abarrotado y un inicio fulgurante con "Antes de que cuente diez", "Un buen Castigo" y "Por la boca vive el pez" como antesala de un éxito cantado (nunca mejor dicho).

Quien pensara que Fito sería el Critiano Ronaldo del Rock obviamente andaba más que equivocado. Fito sigue siendo ese huidizo personaje que deja pocos titulares para la galería y cuya carta de presentación sigue siendo sus canciones y su música.

De la banda sinceramente eché de menos a Candy Caramelo que ya no está al bajo y en general creo que andan aún en fase de acople o perfeccionamiento por los constantes diálogos y pequeños parones de Fito con su banda (excepto con Carlos Raya obviamente cuyo acople es total) sin poner ni mucho en menos en duda la calidad de los nuevos Fitipaldis.

No deja de resultar curioso que cuando interpretó "Al Cantar" el Palacio casi enmudeció, ¿nadie conocía el tema de Platero? o la sorpresa volvió a tod@s mudo? Sea como fuere sigo opinando que si todo el que ahora se declara fan de Platero (muchos de ellos renegando de la actual etapa de Fito a la que no consigo encontrar tan diferente) lo hubiera sido entonces...mmm no sé no me cuadra, se me antoja que subirse a un carro una vez pasado es un ejercicio de crítica absurda. Pero claro volveríamos a la eterna discusión de indie-mainstream con lo que deduzco que a alguien lo que le gustaba de Platero era que en aquellos tiempos era indie, nada de multinacionales ni de cuarenta principales. Que le pregunten a Fito Cabrales qué prefiere él....Yo en Granada con el llenazo lo noté feliz, y en su anterior gira también.


Poco añadiría más, el 29 de Mayo en Sevilla habrá que disfrutar, una vez más, el rock and roll de fito, grande Fito.

miércoles, 25 de noviembre de 2009

Love of Lesbian y el fervor indie

A veces he sido implacable cuando quieren imponerse tendencias ya sean etiquetadas como "indie" o como "mainstream".

El caso es que intento apelar siempre a mi subjetividad para ser realmente justo aunque a algun@ le suene esto a contradicción. Quizás de esta manera llego a apreciar y a disfrutar las cosas por mi mismo, sin necesidad de imposiciones con lo difícil que esto hoy día donde la publicidad nos asalta a cada paso que damos.

Dicho esto me centraré en el concierto que asistí recientemente de Love Of Lesbian en la sala Q de Sevilla. Es cierto que había mucho fervor indie, que muchos irían porque sencillamente había que ir, por dejarse ver y mostrarse como el más indie de la ciudad!

Aparte de esto no es menos cierto que el grupo ha ido ganando público a base de buenas canciones, de directos frescos y de un binomio calidad-originalidad digno de una buena consideración.

Esto les hace justamente merecedores del éxito que van consiguiendo, de llenos absolutos y el éxito mayor de contentar al público que va a un concierto de Love of Lesbian incluso sin conocimiento previo, "sin ser fan de John Boy". Porque, entre otras cosas, el reconocimiento indie ya se lo habían ganado hace tiempo no digo que sin merecerlo pero quizás sin hacer falta demostración.

No acabo de entender esa fe ciega, ese todo vale o esa incapacidad crítica que incluso ha quedado patente alguna vez en este blog. Por eso aún considero un ejercicio más sano el señalar los "ladrillos" de un artista o banda. Mejor aún si es tu favorito.

lunes, 16 de noviembre de 2009

Sobre Pereza y sus "Aviones" en directo

Reconozco que este, mi tercer concierto de Pereza, me despertaba serias dudas previas al mismo. Primero porque su disco "Aviones" no me termina de convencer a pesar de que contiene algún que otro tema más que destacable. Si a esto le sumaba que era domingo y que el escenario era inusual en el Palacio de Congresos y con asiento pues la verdad no lo veía claro.

El caso es que los aparentes aspectos negativos se tornaron en todo lo contrario. El sitio era acogedor, con acústica y visibilidad (por favor más casos como el de Orozco en la Vannity no) cuasi perfectas y propias de un domingo que ya el cansancio del fin de semana se hacían notar. Y por otro lado los temas de "Aviones" sonaron muy convincentes y bien integrados en el repertorio habitual. "windsor", "violento amor", "amelie", "ladie madrid" e incluso la escenificada "señor kioskero" me gustaron mucho más en directo.

Mi éxtasis particular desde luego quedó reservado para la apoteosis del tramo final de "Margot" y por echar de menos pues me faltaron temas de su primera época aunque entiendo que con el repertorio que ya tienen los madrileños es difícil que puedan estar todas!

Sobre Pereza destacaría que Leiva cada vez está más en artista, sus libertades vocales cada vez exhiben más confianza. En cambio a Rubén lo encontré bastante soso a lo que ayuda poco temas como "pirata" o "escupe" a los que no termino de pillarles el punto.

Mención aparte César pop que ya incluso se atreve a pillar la guitarra, a cantar, etc...

Resumiendo y tirando de tópico, encontré a los Pereza algo más maduros y pude disfrutarlos gracias a una buena acústica, esa que tantas veces se echa de menos.

jueves, 29 de octubre de 2009

Los "ladrillos" de Quique

Si alguien ha leído este blog con asiduidad ya sabrá de mi admiración por Quique González, llevada hasta la tozudez en diversas entradas. La aparición de "Daiquiri blues" está copando foros y blogs, que echan humo ante la nueva obra de Quique. Las opiniones son dispares, aunque el gran Hoardings lo ha resumido como pocos, y me ha hecho reflexionar acerca de lo difícil que es conectar con los discos de Quique a la primera.

Eso me hizo pensar en que, a pesar de mi devoción, Quique ha compuesto algunos temas que me provocan auténtica urticaria, ladrillazos densos y aburridos. Y lo peor es que muchos de ellos han sido habituales en sus conciertos. Esas canciones, que han ido creciendo disco a disco, nunca han restado un ápice de mi afición por QG, aunque me han ayudado a ponderar su figura y ser consciente de esas taras que cualquier genio incorpora (otra cosa es que en público yo las reconozca)

Así que, poniéndome en plan Nick Hornby, he aquí mi top five de Ladrillos de Quique:

- Deportado. Kamikazes es un disco que me costó descubrir. Aun así, tanto las instrumentales de Raya como este tema me sobran, en especial su estribillo (yo quiero vivir en libertad , quiero rodar películas sin polis). El tono quejicoso de Quique tampoco ayuda.

- Los motivos. En general "La noche americana" es el disco de Quique que menos me gusta. A pesar de temas notables, encuentro mucha canción de relleno, empezando por ésta. Diría más: Alhajita, Vidas Cruzadas o Me agarraste, canciones muy coreadas por su público, me resultan mortalmente anodinas.

- De haberlo sabido. Ya los arpegios de su introducción me anuncian dolor, sufrimiento y mucho prozac. Quique llorón. Odioso.

- Backliners. Otro ladrillazo en toda regla. Cada vez que la tocaba en su última gira el concierto entraba en estado comatoso.

- Arañazos de piel roja. La number one, con diferencia. No puedo objetivar la razón, sólo sé que mi odio hacia ella es irracional y desmedido. Aunque la versión en directo con Javi Pedreira me parece interesante, el "sólo" de violín de "Ajuste de cuentas" me espanta.

Abierta la espita de la critica el ídolo, que no me crucifiquen los fans, a los que animo a reírse de sus gustos, que es muy sano, y que no aprovechen los detractores para arreciar sus inquinas. Hagan sus listas!

PD: "Riesgo y altura" tiene todas las papeletas para entrar en la lista, aunque le daremos un tiempo de adaptación.

lunes, 12 de octubre de 2009

The Cavern y mucho más

Casi recién aterrizado de la sorprendente ciudad de Liverpool he sentido el impulso de escribir en este blog lo que en estos intensos días he podido sentir y reflexionar.

Y enfoco esta entrada en el blog sobre algo que he discutido muchas veces con amigos y compañeros: la cultura musical. Desde que entras en Liverpool los letreros en los bares se suceden con un "Live Music" en su puerta junto al nombre del grupo local de turno, en la propia calle encuentras músicos que acompañados de sus guitarras te brindan su repertorio o bien estás degustando un excelente vino y d enuevo la música en directo ameniza tan sobresaliente momento.

Y seguiría diciendo más, tiendas de discos, de instrumentos musicales, salas de conciertos, un enorme y moderno auditorio e incluso un selecto y cuidado Dj set en las atestadas discotecas.

Y todo esto sin nombrar a los Beatles. Es cierto que su sello en la ciudad es imborrable y no seré yo quien entre a valorar lo indiscutible ni la magia que uno siente caminando por esas calles o tomando una pinta en el mismo lugar en el que ellos actuaron casi 300 veces.

No, voy más allá, junto al nombre de los Beatles aparecen muchos más, artistas que tuvieron el cariño, la oportunidad y el calor de los suyos y a los que no les faltó lugares donde tocar, aprender y recibir el aplauso que todo artista por poco egocéntrico que sea necesita. Todo ello es posible gracias a la cultura musical. La ciudad de Liverpool ha permitido que la música forme parte de su propia vida e historia, todo un ejemplo a seguir.

jueves, 1 de octubre de 2009

Relecturas: ¿Qué puedo hacer?

En este blog hemos discutido largo y tendido sobre las letras en el rock y su cercanía con la poesía. La posición que yo suelo defender es la de que una letra es un género distinto al de la poesía, entre otras cosas porque el letrista está supeditado a la música, mientras que el poeta vuela libre sobre el folio en blanco. Además creo que la música tiene un peso brutal en la forma en que entendemos las canciones, en cómo nos afectan.La melodía es lo primero que nos entra por las orejas, mientras que el texto espera una escucha más atenta. Y un ejemplo de esto son las versiones que he seleccionado hoy.

El original, firmado por Los Planetas en su disco de debut, es un trallazo de canción, un tema directo, puro rock vitaminado, en contraste con la desazón del texto.



La versión del tema, firmada por el inefable Sr. Chinarro, incide mucho más en la desesperación que sobrevuela la letra, lo que se acentúa por el tono monocorde de Luque.



Ambas versiones son magníficas, pero tengo cierta debilidad por la de Chinarro, me parece que crea un ambiente muy hipnótico con la instrumentación que aporta. De cualquier forma el texto de J muestra ese visión desgarrada del amor que ha caracterizado buena parte de su obra. Y no sé porqué, pero a mi este tema me recuerda mucho a aquello de vivir así es morir de amor...

domingo, 27 de septiembre de 2009

Dejemos los análisis a los musicólogos...



Es obvio que hay muchísimos grupos nóveles con mucho talento y sin el reconocimiento que merecen. Programas como el de "La noche en vivo" que junta a un artista novel con otro que no lo es, a la espera de que el público que se acerque a ver al artista consagrado, pueda, aparte de disfrutar del artista que le gusta, descubrir otro que también pueda gustarle. Los conciertos son en salas pequeñas, con un aforo muy pequeño y con esa magia que solo se consigue cuando tienes al artista a menos de dos metros.

Otro de estos programas (relativamente nuevo) es el que está llevando a cabo Movistar, y que apuesta por grupos noveles en salas pequeñas, como la sala Costello, o la Moby Dick. Ayer tuve la oportunidad de ver a dos de esos grupos que están empezando en la sala Moby Dick. Red ligths y Autumn Commets; grupos de la generación myspace pero que no tienen nada que envidiar a otros grupos más consagrados.

Red ligths, suenan a esa música que Russian Red llevó a las masas, y que ahora también explota Anni B.Sweet, y que llena de estilo Regina Spektor. Algo en construcción aún, pero la voz de la cantante no tiene nada que envidiar a la de Lourdes. Autumn Commets me sorprendieron para bien, mucho más cañeros que sus teloneros y que lo puede oirse en su myspace. Contaban con proyecciones y una cuidada puesta en escena, eso si, sin dejar de lado la improvisación y algunos "percances" propios del directo. Rompieron cuerdas, y el cantante (parco en palabras durante todo el bolo) tiró la guitarra al acabar.

¿Toda una declaración de intenciones, o un impulso no controlado?

sábado, 26 de septiembre de 2009

Cuidado con el abogado

Javier de Torres es un tipo peculiar. Por el día es un temible abogado, por las noches un songwriter de lengua viperina (igualmente temible) que a través de sus canciones da rienda suelta a sus bajas pasiones. La música, que quede claro, es un hobby que practica con mucho gusto.

Mientras que algunos cambian de coche cada dos años, Javier prefiere gastarse el dinero en pagarse sus discos. Ser su propio mecenas le otorga una libertad creativa de la que pocos disponen. No hay que pensar en singles ni en suprimir palabras malsonantes, ni tampoco hacer pesadas giras (con su último disco Javier dio...¡dos conciertos!). Tampoco es cosa de caer en la autocomplacencia, por lo que Javier se rodea en cada disco de músicos rodados y reputados. Por sus grabaciones han pasado las hermanas Llanos, Manolo Mené, Carlos Raya, Ramón Redondo, Quique González...

Con 4 discos a sus espaldas (el 5º está en camino), Javier se ha mostrado como un músico solvente, que se mueve entre el pop y el rock convencional, y como un escritor fantástico. Si en sus primeros discos sus canciones rezumaban melancolía (véase la versión de "Nadie encuentra lo que busca" de 091, junto con QG), sus siguientes entregas han ido añadiendo toques costumbristas, y un gusto por la ironía muy de agradecer.

Su última obra, "Insolente", es un alegato punk (en el fondo, no en la forma) en el que Javier se muestra como un francotirador despiadado, capaz incluso de autoinmolarse. Por su guillotina pasan políticos, futbolistas, cantautores....mención especial merece "Las luces del pop", tema que abre el disco con la siguiente declaración de intenciones: "No leo a Bukowsky ni escucho a Tom Waits, y no veo encanto en pelear a la contra....cuanto daño ha hecho Dylan al rock, cuanto daño ha hecho Neil Young...", En palabras del propio Javier "hay en la canción más ironía que otra cosa, desde luego. También, supongo, ganas de negar hasta las señas propias de identidad (que por afinidad pueden también ser ajenas) y de reivindicar el pop sin pretensiones artísticas elevadas". Aun así este alegato le valió la enemistad de críticos como Santi Alcanda, y del propio QG.

Es Javier un crooner de barrio de voz escasa, un Quevedo en busca de un Góngora con el que batirse.

Una rara avis en el rock.

Un cabrón.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Relecturas: Septiembre

Abro un espacio para en el blog que llamo "Relecturas", título pedante con el que referirme a algo muy común en la música popular: las versiones.

Son éstas parte habitual en el repertorio de cualquier banda novel, y no tan novel. El rock es una cultura tradicionalista, en el sentido de que las bandas suelen rendir pleitesía a aquellos que consideran sus maestros. Y la mejor forma de mostrar las influencias y los gustos es versionar clásicos de nuestros mayores. O recuperar esa cara B que pasó desapercibida, y quedar como un auténtico connoisseur.


Para abrir boca voy a recuperar uno de los temas más significativos de Los Enemigos, Septiembre, canción que incluyeron en uno de sus discos más completos, La vida mata, obra en la que Los Enemigos dejaron atrás el rock borrachín y blusero para mostrarse maduros y trascendentes. En este sentido Septiembre es una canción de riff poderoso y directo, uno de los hits de la banda, cuyo texto enarbola la bandera del desencanto, muy presente en todo el disco.



La "relectura" que he encontrado del tema es la que hicieron Los Deltonos en esa joya llamada Sixpack. En este caso yo diría que me gusta más la copia que el original, revestida de sonidos acústicos, y con una sentida interpretación vocal por parte de Hendrik Roever.



Antes de que me echen prefiero salir aunque sea abriendo la puerta de atrás...

domingo, 13 de septiembre de 2009

El sociólogo Mike Rivers

Ayer vi por primera vez en concierto (y última, por eso de que se retira) a Miguel Ríos. Y antes de empezar a comernos las pollas, palito a Mike: Miguel Ríos no inventó el rock´n´roll en España, ni nada parecido. En los sesenta Miguel era uno más de esos baladistas que reinaban por estos lares. Otra cosa es que en los 70, con buen tino, Miguel se acercara al rock. Pero en los sixties los que aquí hacían sonidos "duros" eran Bruno Lomas, Los Brincos, Los Salvajes, Los Sirex...Lo de Miguel siempre han sido las baladas: El río, Vuelvo a Granada, Himno de la Alegría, Santa Lucía...

Dicho esto, que empiece la fellatio: cuarenta y pico años en la música popular española son muchos años. Muchísimos. Demasiados. Y encima bien llevados. ¿Quién queda de los que he citado antes?Nadie. Sólo Miguel, Raphael y Julio (jum, baladistas power...quizá ése sea el producto musical más rentable que hemos creado....)

Pero a lo que voy. En los 70 Miguel, tras su planetario éxito con el himno de marras, comenzó a espiritualizarse y a acercarse a sonidos progresivos en discos como "Memorias de un ser humano" y "La huerta atómica". La cosa no funcionó comercialmente (ni artísticamente), pero Miguel defendió un discurso antibelicista y pseudorockero que le acercó a las primeras ordas rockero-urbanas de este país, los Topo, Burning, Asfalto, Leño, Moris....Miguel se fue transmutando en padrino de todos estos grupos, así como en narrador de los cambios sociales que acechaban a la juventud: el rock, las drogas, la desigualdad, la exclusión...Mientras la Movida narraba las ventajas del libertinaje, Miguel captó como pocos los riesgos de la heroína ( "Un caballo llamado muerte", de 1979), el peligro del pasotismo ("Generación límite", del 82) y la brillantina de quita y pon de los más modernos ("Nueva Ola", del 80). Igualmente hizo gala de autenticidad rockera con himnos como "Rocanrol bumerang" y "Los viejos rockeros nunca mueren".

Es sorprendente como los discos ochenteros de Miguel reflejan de forma brillante lo que era la España del cambio. Miguel entendió como pocos hacia dónde iba la juventud. Incluso el PSOE, en su campaña del 82, utilizó aquello de "este es el tiempo del cambio..."

Larga vida a Mike Rivers!

PD: lo que nunca entendí es lo de su acento, ¿porqué pronuncia tan raro?

viernes, 4 de septiembre de 2009

¡Troyanos!

Menudo gol han metido los de Pereza con su nuevo disco. Por toda escuadra. Toda la semana nos han tenido (a foreros, blogueros, periodistas, fans...) debatiendo sobre Aviones: que si es su disco más maduro, que si es la misma mierda, que si ahora son countries, que si el disco es muy largo...No voy a hacer una crítica del disco, porque ya he leído doscientas (casi todas buenas), pero aporto tres ideas:

- Pereza son el caballo de Troya de los 40. Desde hace casi un año Pereza han ido filtrando detalles del disco que lo hacían interesante: sonido acústico, reposado, con influencias americanas. Colaboraciones de Calamaro, Carlos Raya y Ariel Rot. Entre medias "Baires", un regalito para los fans, dijeron. Y para abrir boca, "Violento amor", con un pedal steel a todo trapo que hacía temer lo mejor a sus fans más insignes: ¿Por fin Pereza se van a quitar la etiqueta de comerciales?Con estos mimbres Pereza ha creado una bola que se ha desinflado con el disco. Sí, las influencias son americanas, hay banjos y falsetes. Pero todo en su justa medida, todo digerible, todo radiable. No necesitas un master en "Americana" para que te guste el disco. Ese es su mérito, su golazo: conseguir que en las entrevistas y en las críticas se hable de Tom Petty y de Dylan, quitándose la etiqueta de Tequila y Ronaldos, al tiempo que el núcleo adolescente de sus fans (ese que la masa egregia desprecia, pero que es quien se puede dejar más pasta) va a seguir soñando con ser una "Lady Madrid". ¿Han madurado?Lo justito para ganar un poco de credibilidad y seguir siendo altamente rentables.
- La mayor influencia del disco, a pesar de lo que dicen en la EFEEME, es Quique González. Ya lo dije hace tiempo: Quique ha revolucionado el rock español. Todos quieren ser como él, y Pereza no son menos. Esto se hace especialmente palpable en "Llévame al baile", tema que recuerda al Quique de Kamikazes, o a canciones como "Pequeño rocanrol" u "Hotel solitarios".
- A Rubén Pozo no hay quien le entienda. Siempre parece que está por detrás de Leiva. Sus canciones son demasiado naïf, con rimas simplonas (el mismo se ríe de esto con aquello de "melón con jamón"). Parece que todavía vive en "Algo para cantar". Y su voz cada vez deja más que desear. Y de repente, ¡zas!, te canta "Está lloviendo", jugándose su voz con un falsete precioso, y te quedas con cara de tonto diciendo ¿pero este no era un patán?. Otra de las sopresas del disco es "Que parezca un accidente", himno llenapistas que podría firmar cualquier banda brit del momento, que no pega en la estética del disco pero que levanta corazones.

Conclusión: si a Pereza se les pusiese en los huevos hacer su "Kamikazes enamorados" podrían hacerlo. Pero eso supondría vender menos...y llenando las Ventas se vive muy bien.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Lo que está de moda

Es bastante curioso que, volviendo al manido tema de las etiquetas "comercial" e "independiente", se arremeta tanto con cierto "borreguismo" musical al que nos someten la mayoría de emisoras de radio (eso por no nombrar las que viven de los "oldies") y que precisamente se actúe también de esta forma entre los llamados indies.

Me explico, mi reflexión viene a colación del final del Nocturama 2009 que este año nos ha dejado actuaciones más que notables e interesantes como Dent May, Bishop Allen o Dr. Explosión, entre otros. Sin embargo el éxito en taquilla ha sido para Astrud (descafeinados más si cabe con su presentación con su cuarteto de cuerda y percusión) hasta el punto de agotar las entradas en un espéctaculo que a mi parecer fue de los más decepcionantes posibles, sin mencionar el bochorno de La Estrella de David algunas semanas previas. Atónito observé a un público que, para más inri, asistía en su gran mayoría ajeno al propio concierto, de charla o en general distraído.

Entonces... ¿dónde radica ese triunfo taquillero de Astrud? ¿quizás se deba a que Radio 3 los ensalza en demasía? ¿es una moda ir a conciertos de este tipo sólo por la promoción indie que tienen a su alrededor? y por último...¿la gran mayoría que asistió al concierto de Astrud la pasada semana les gustó y volverían a verlo si nos visitaran próximamente?

Muchas son las preguntas pero es que conciertos como el del otro día me dejan perplejo y sin entender casi nada.

martes, 1 de septiembre de 2009

Vivan los ñoños

Tras un merecido mes de vacaciones, ¡here we come!

Ha sido un mes movido, sobre todo en los últimos días, en los que dos grupos punteros del rock español han sacado nuevas obras. Hablo de Sidonie y Pereza, of course.

He escuchado más el disco de los catalanes, aunque me ha dejado un poco frío. Tampoco le doy mayor importancia, Costa Azul tardó mucho en ganarme, aunque cuando lo hizo se convirtió en un disco icónico.

Aparte del single, El incendio, me ha llamado mucho la atención En mi garganta, un tema que creo que tiene una doble lectura. De primeras gusta por la melodía, por el riff de mandolina, por el "te quiero" tan acentuado y sonoro. Gana por ñoña. Incluso al principio me repelió lo ripioso del primer verso: "es el día de la cita, te he traído margaritas, del jardín de mi casero, te quiero".

Pero creo que ellos mismos juegan con lo que parece una canción de amor al uso, y lo que esconde una historia bastante más macabra y juguetona. Quizá le saque más jugo del que hay, pero me da la sensación de que tras ese tema hay mucha ironía y mucha parodia de las típicas canciones de amor.

Esta versión suena muy bien:



Y sobre Pereza ya hablaremos, pero así de primeras, todo el rollo "americano", me ha parecido muy diluido.

jueves, 30 de julio de 2009

Bruce, Bruce, Bruce

¡Qué tío más grande! He ido a numerosos conciertos y llegó este norteamericano y me deja perplejo (el adjetivo "helado" en pleno Julio y más de 40 grados en Sevilla hubiera sido irreal). Con una voz excepcional sin necesidad de los constantes coros de apoyo que tan de moda están, con fuerza, potencia y constancia para hacer de cada espectáculo algo único y que te enganche.

Tanto engancha y convence que la mezcla generacional era más que evidente y es que si lo ves una vez difícilmente cuando vuelva escaparás de él. Más de 80 conciertos (de los que rozan las 3 horas) dará en esta gira, se dice pronto para un tío que ronda los 60 años, casi nada.

Del setlist sí que me quedé con ganas de alguna que otra, supongo que para dejar asustos pendientes para un próximo concierto, si lo hubiera claro está, aunque "badlands", "born to run" o "outlaw Pete" sonaron como si alguien hubiera abierto la enciclopedia del rock sobre el escenario.

Humano, cercano, brillante,...Springsteen estuvo en lo que se le suponía y con la simpatía añadida de abrir el show con "Sevilla tiene un color especial".

Mientras unos usan escenarios giratorios, efectos visuales y fuegos artificiales (lo cual no critico) Bruce Springsteen y la E street band se sobran con su música, su voz y sus canciones. No son sólo pasado glorioso del rock, son presente.

domingo, 19 de julio de 2009

¿Porqué todos quieren ser como Wilco?

Pereza es un grupo al que cada vez hay que tomarse más en serio. Con "Aproximaciones" el dúo dio un salto cualitativo con respecto a "Animales", alejando su sonido del rollo tequilero-estoniano para abrirse al pop (con mayúsculas), en búsqueda de melodías complejas y textos más trabajados. Su nuevo disco, "Aviones", ya tiene primer single, "Violento amor", que responde a las coordenadas que Pereza ya había anunciado para su nueva obra: sonido americano y acústico. Osea, otros aprendices de Wilco.

"Violento amor" está dominado por el "slide", sonido característico del country, bastante chirriante para mi gusto, que aquí se popularizó a partir del "Kamikazes enamorados" de Quique González, otra de las influencias más claras que se intuyen en el disco, y en el single. Por ahí también hay ecos de los Stones, en algún guitarrazo, y el deje chulesco, a lo Burning, que siempre ha caracterizado a Leiva.



El músico madrileño, en quien se ha focalizado buena parte del cambio en Pereza, insiste en una fórmula que ya puso en práctica en "Estrella polar": el falsete. En "Violento amor" incluso lo exagera demasiado, llegando a ser cansino. Igualmente la letra, que no es nada del otro mundo, vuelve a estar acentuada de forma extraña, algo que también hizo en "Dos gotas". Leiva tiende a alargar demasiado las frases, lo que le obliga a cambiar los acentos de las palabras para que coincidan con los acentos de la melodía, lo que al final queda un poco deslabazado y dificulta la comprensión del texto

El resultado me parece un acercamiento de Pereza al rock americano, bien empastado con las características habituales del grupo, pero que no pasa de ahí. Es decir, es Pereza con sonido de slide, nada más. Obviamente hay que escuchar el resto del disco, pero la sensación que tengo es que está surgiendo una generación (Pereza, Fabián, Manolo Breis, Manolo Tarancón...) muy marcada por Quique González y el rock americano, pero que no está sabiendo asimilar esa herencia y acercarla, de algún modo, a la cultura española. El problema es que este acercamiento se tendría que haber hecho hace 30 años, pero, quitando a Cánovas, Rodrigo, Adolfo y Guzmán, pocas bandas lo han intentado.

En cambio he estado escuchando un tema inédito que Pereza han grabado para "Baires", llamado "Una noche cualquiera", y firmado por Rubén, y me ha parecido una canción mucho más entera que "Violento amor". Rubén no tiene una gran voz, pero Leiva sabe reforzarla con unos coros muy bien colocados. El texto es otra muestra de ese costumbrismo macarra del que hace gala Rubén ("en una noche cualquiera, más solateras que un Robinson..."), y que sabe tocar la fibra de forma sencilla, sin barroquismos.



Es una canción pequeña, con típica estructura del pop y con estribillo magnífico. Me da la sensación de que Rubén tiene una tremenda facilidad para construir canciones que emocionan con muy poco. Ha sabido captar uno de los tópicos del pop, la melancolía, y exprimirlo de forma brillante. Es el McCartney del grupo.

Veremos en que queda "Aviones", y cual es la aportación de Rubén al disco.

viernes, 10 de julio de 2009

Al cesar lo que es del cesar

Hace ya tiempo (por lo menos 5 años) corrió como la pólvora la noticia de que la canción de "1+1 son 7", interpretada por Fran Perea, era un plagio de la canción "Pure". El asunto se complicaba porque la canción era, a su vez, una versión de "Grandes éxitos", tema de Mikel Erentxun.

Ya he comentado que, conceptualmente, el plagio es algo difícil de definir: nadie crea desde la nada, todo el mundo parte de ideas, sonidos, acordes o frases,que ha dicho, escrito o tocado otro. Pero eso no funciona igual en el mundo del derecho, mucho más pragmático que las ciencias sociales, y siempre dispuesto a decidir si hay copia ilegal o no.

El caso es que Mikel ha sido absuelto, y me parece de recibo dar cierta bola a la noticia. De hecho Mikel me parece un músico que no encaja perfectamente en el prototipo de los 40 Principales (al igual que Manolo García, como comentábamos antes), y que ha cuidado bastante su carrera. Hace unos meses le vi en directo en Madrid y me pareció un gran intérprete y frontman, y con un puñado de grandes canciones.

En esta web podéis comparar las dos canciones, así como muchos otros plagios, reconocidos o no, que andan suelto por ahí. Atención a la de los Hombres G!

Aprovechando que me voy a Great Britain os dejo mi canción preferida de Mikel, inspirada en Londres:

lunes, 6 de julio de 2009

Un poco más de "Manolito"

Aunque ya publiqué mi crónica en la web me gustaría ahondar algo más en el blog sobre el concierto además de daros la oportunidad de opinar al respecto.

He pregonado las grandezas de Manolo García y como ha salido más de una vez el tema en este blog lanzo una pregunta al aire, ¿os parece Manolo García un artista comercial?

Yo me mojo y opino que es el auténtico ejemplo de que las definiciones de comercial-indie no se ajustan a un estándar predefinido o a una corriente de opinión universal. Es decir, yo opino que Manolo García es un artista independiente, crea sus canciones con libertad y explora sonidos y músicas a su libre albedrío. Distinto es que su trabajo llegue a mucho público y las formas de promoción y los recintos de su directos sean acordes al volumen de seguidores que cuenta el artista.

Del concierto poco más que añadir, tenía un tremendo mono de verlo porque desde "Arenas en los bolsillos", en la cual hice doblete, no había visto ninguna de sus giras posteriores. Este año tuve que elegir en primera instancia entre Extremoduro y Manolo pero en Sanlúcar hubo segunda oportunidad y vaya si la aproveché. Tal y como termino la propia crónica, el tiempo se detuvo.

viernes, 3 de julio de 2009

¿El sexto Beatle?

La próxima semana me voy a Liverpool a un congreso sobre Músicas Populares, así que me estoy empollando la historia de los Beatles. Y hay un personaje que formó parte de la banda en sus comienzos que nunca me había llamado demasiado la atención, Stuart Sutcliffe, hasta ayer. Siempre se habla de Pete Best como el 5º Beatle (bueno, también se utiliza para George Martin), y su figura ha ido adquiriendo cierto misterio al ser el gran derrotado de la historia de la banda, expulsado del paraíso justo cuando las cosas se ponían bien. En cambio de Stuart hay muy poco material, y las biografías del grupo pasan por encima de su papel.

Pero viendo el Beatles Antology, me fascinó el aspecto que tenía Sutcliffe, mucho más moderno que el del resto del grupo. Al parecer Stuart estudiaba en la escuela de arte junto a Lennon, de quien se hizo muy amigo. Su pasión era la pintura, pero John y Paul le convencieron para comprarse un bajo Hofner y entrar en su banda, aunque Stuart nunca consiguió dominar el instrumento, por lo que solía tocar de espaldas al público. Su aportación al grupo fue más bien de tipo conceptual (entre John y él concibieron la palabra Beatles) y estético (su novia, la fotógrafa alemana Astrid Kirchherr fue quien sugirió el peinado con flequillo al grupo), dejando el grupo tras su estancia en Hamburgo. Su final fue trágico ya que murió de un derrame cerebral, con sólo 21 años, unos días antes de que los Beatles estrenasen Love me do.

Pero, como decía, lo fascinante de Stuart para mí es su imagen, muy por encima de la del resto de la banda y que , me da la sensación, ha inspirado la de otros músicos como Brett Anderson, Alex James o Alex Capranos.

jueves, 25 de junio de 2009

Artistas 2.0

¡Dios maldiga a las nuevas tecnologías!Lo digo en serio, era mucho más feliz cuando no había mp3, Spotify ni Twitter. Cuando la industria discográfica vendía los discos a 2500 pesetas y no existía el DVD. Pero "todo lo sólido se diluye", y el mundo de la música lo hace a pasos agigantados. "Nada es, todo fluye". Muy bien, pero, ¿hacia dónde?

Hoy los Hombres G han presentado su nueva web, en la que van a incluir un blog, twitter, videos de los ensayos, canciones online...¡El copón bendito!

Al parecer el grupo ha dejado su discográfica y ha optado por la autoedición de canciones, no así de discos, ya que estos no se venden. Ahora sólo triunfan las canciones sueltas, dicen. Con tantos contenidos van a tratar de acercarse más al público, y conseguir así que paguen por su música, ya que, según David Summers, el que se baja canciones es "malo". ¡Pero ahí están ellos para evangelizar al público!

Mi opinión: Hombres G han optado por un modelo nuevo, sin tener ni puta idea de cual es ese modelo. Como han reconocido, hace 1 año no sabían lo que era el Twitter. No conocen el copyleft ni el creative commons, ni han pensado cómo van a comercializar las canciones. Aparte de que me parece raro que con 50 años los Hombres G revindiquen ahora el hacer canciones fuera de los dictados de la industria, cuando ésta les ha llevado a donde están. Han visto un carro y se han subido a él, sin saber bien hacia dónde les lleva. Al menos se la han jugado.

Relacionado con lo mismo aparece hoy la noticia de que Quique González deja DRO, ya que estos le piden el 5% de sus ingresos por sus directos. Quique no ha confirmado nada (DRO tampoco), pero yo ya había oído rumores sobre esto. Veremos si retoma Varsovia! Records, de la que acabó bastante cansado.

Total, que aquí nadie sabe nada. Todos tenemos una opinión que tenemos que remozar cada 5 minutos, que es lo que tarda en aparecer el nuevo modelo del futuro. Internet no es la panacea que se suponía, y para poder vivir de la música no basta con tener un myspace y una web, ya que la promoción sigue siendo un elemento fundamental, y ahí los "40 criminales" siguen siendo claves.

Un análisis interesante sobre estos asuntos es el que ha hecho Héctor Fouce para la Fundación Alternativas, quien ha realizado un estudio sobre pautas de consumo y nuevas tecnologías, y que se puede descargar aquí.

Me voy a rebobinar el casete con una boli bic, que el Walkman ya no tiene pilas.

*Fotaca de Nuria Aguilar

viernes, 19 de junio de 2009

Vigilia, Lori Meyers

El concepto de música pop es uno de los más controvertidos dentro de la música popular. Yo he conseguido identificar, al menos, tres significados:

- Pop como diminutivo de popular. Es decir, que el rock o el folk son músicas pop, en el sentido de músicas populares.

- Pop como un subgénero dentro del rock. El pop sería una música basada en la melodía, en los juegos vocales, en el preciosismo, la orfebrería musical...Los Beatles, vamos.

- Pop como música comercial, hecha para vender: b-bands, cantantes melódicos, pachanga, canción del verano...

La segunda acepción me parece la más compleja, ya que, en ese caso, el adjetivo pop tiene cierto tono peyorativo ("son unos poperos"), y no deja de utilizarse como lo opuesto al rock, que es algo potente, duro, de tíos...¡eso de las melodías vocalez es de nenazas!

Para mi gusto el grupo "pop" que mejor ha sabido aunar el ruidismo del indie granadino y las preciosas melodías del pop español sesentero es Lori Meyers. Esta mañana he recuperado su segundo disco, "Hostal Pimodal", y me ha parecido una joya. En especial este tema:



¡Larga vida al Pop!

viernes, 12 de junio de 2009

El cabreo de Raúl Bernal

Hace unos post hablé del "oficio" del crítico, de lo inocuo, en ocasiones, de su (nuestra) tarea. Pero de nuevo la realidad bloguera me da un ejemplo perfecto de cómo no debe actuar un crítico.

En este caso Jean Paul /Raúl Bernal, de quien hablé hace dos post, se queja amargamente de la crítica hecha por Esteve Farrés de su primer disco. La crítica se basa sobre todo en el siguiente párrafo:

"...y cuando ya esperas oír la voz de niño malo de Nacho Vegas, aparece esa ronquera interminable, que Jean Paul es incapaz de modular para entonar notas discernibles, ya sea por imposibilidad física o por impostación absurda –así queda muy tío duro–, y que hace que escuchar el disco entero sea cansino, por no decir imposible. Y si están pensando en Leonard Cohen, olvídense: el canadiense tiene la voz grave, no ronca, y Tom Waits, que sí ronquea, había bebido y vivido mucho antes de empezar a cantar. Además, las letras de Jean Paul, que también imitan las de Nacho Vegas pero sin llegarle ni a las suelas, son de un humor tan bobo que en contraste con esa voz de garganta rota recuerdan más a Calamaro y Sabina que al de Gijón. No, si aún le saldrá bien la jugada..."

Da la sensación de que Farrés se ha sentido engañado escuchando la obra de Bernal, a quien considera algo así como un impostor, copiota de los clásicos. Impostor sobre todo por la voz, que es forzada. Es una crítica que repite muchos de los tópicos de la crítica musical, que ya he comentado por aquí: Bernal no es "auténtico" porque no se ha fumado, follado ni bebido lo mismo que Tom Waits. Y todo esto dicho con mucha, mucha mala baba. A joder, vamos (así queda muy tío duro Farrés).

La respuesta de Bernal, entre la pataleta y la prepotencia, tampoco tiene desperdicio. Se caga en los críticos (músicos frustrados, como no), así como en el criterio de la Rockdeluxe, y reivindica su pasado botellonero con una frase cuasi antológica: "He vivido más de lo que sé, y he bebido más de lo que puedo recordar, y no en garitos de moda, sino en las calles, con cuatro duros en el bolsillo y con la bebida caliente".

Pero Bernal me cae bien. Me parece un tipo que habla sin tapujos, aunque eso le meta más el fango. Si en su post arremete contra Manos de Topo y Tarántula, en la EFEEME ya le dió lo suyo a Pereza, Búnbury, o Lou Reed. ¿Provocador?No lo creo, más bien me parece un tipo con las cosas claras. Quizá le sobra un poco de ego (o eso percibo en la entrevista que le hizo Miguel Ángel en Musiqueando).

¿Pero qué juzgamos, al final?¿Persona, o personaje?Sus canciones son buenas, y eso es lo importante.

Y, para terminar peloteando al "jefe", aquí tenéis la crítica que hizo Miguel Ángel.

Así se hacen las cosas, coño.

lunes, 8 de junio de 2009

Fotos de Ariel Rot

El jueves pasado Ariel Rot dio un conciertazo en Madrid. Y ya que Nuria Aguilar estrenaba su nueva cámara semi-profesional, y le dió bastante uso, os dejo con varias de las fotos que hizo.
















miércoles, 3 de junio de 2009

El secreto de Lapido

Hace unos días pude ver a Jose Ignacio Lapido en concierto en la Sala Sol. Hacía mucho tiempo que quería ir a verlo, pero no habían coincidido las fechas.

Lapido como frontman me defraudó un poco, apenas se dirigió al público (¿será la mala follá?). De voz tampoco anda excesivamente sobrado. Lo suyo es la guitarra y las letras, ahí no se le puede reprochar nada.

Lo que si me sorprendió fue la banda que le acompaña, en especial el guitarrista, Victor Sánchez, y el teclista, Raúl Vernal.

Sánchez demostró un enorme dominio de las 6 cuerdas, repartiéndose solos y protagonismo con Lapido, a quien también apoyó con unos excelentes coros. Igualmente sus maneras y sus postureos en escena enriquecían la puesta en escena, dominada por el estatismo de Lapido.

Mientras que Sánchez dominó el margen derecho del escenario, Vernal se acurrucó en la parte izquierda, sumergido en sus teclados y sintes, aportando matices al potente guitarreo de Lapido y Sánchez. Su presencia, con ese aire bohemio y desastrado, quizá un poco lunático, imponen bastante sobre el escenario. Todo un personaje.

Trasteando por la página de Lapido he llegado a los Myspace de ambos músicos, en los que han colgado canciones propias. Las de Víctor me han parecido muy interesantes, canciones vibrantes y optimistas, sobre todo "Todo está bien", muy británica. Por su parte Raul Vernal hace tiempo que desarrolla su proyecto personal como Jean Paul (en donde Sánchez toca también la guitarra), mostrando sus preferencias por el rock americano clásico y profundo. Vernal se muestra como un letrista denso, de voz particular, con cierto aire a lo Tom Waits.

Lo dicho, todo un personaje.

martes, 2 de junio de 2009

Lori Meyers

Bueno escribiré un poco más (crónica aparte) sobre la segunda jornada del Territorios. Sobresalieron Lori Meyers y eso que los había visto hace aprox un año pero la acústica, el entorno,...fue increíble. Soy más de los primeros discos, "Viaje de estudios" en particular pero admito que "Cronolánea" también tiene cosas interesantes y al final supone ir creciendo en repertorio.

Wilco estuvo bien, lo reconozco, pero la mejor actuación del Festival en mi opinión fue la de los granaínos.

viernes, 29 de mayo de 2009

Territorios 2009 ¿tocando techo?

Bueno ya escribí la crónica sobre la jornada en el Territorios así que en el blog poco me queda que contar. Parece que este Festival toca techo porque ayer se notaba que el recinto quedaba pequeño, un recinto que es espectacular y se pierde un poco el encanto y la comodidad de cuándo no había gente en demasía. Pero claro o nos quejamos porque no va nadie a los conciertos o bien porque la bulla nos impide estar cómodos, no hay término medio.

El caso es que este festival ha ido creciendo en calidad y no parece que las jornadas de hoy con Wilco o Lori Meyers ni mañana con la noche del hip-hop, vaya a decaer en afluencia en consonancia a dicha calidad. De ayer destacar lo de Tomasito, qué showman, era una incógnita por semidesconocido pero el caso es que sorprendió en positivo. Lo de Kusturica no deja de ser un poco invento y reclamo por lo afamado del director. He visto bandas similares que perfectamente estarían a su altura. En fin que me enrollo con el tema, a ver esta noche que se cuece.

jueves, 28 de mayo de 2009

Homenaje a Pep



Como dijo Jorge Drexler al gana el Oscar: "A veces los buenos también ganan"

martes, 26 de mayo de 2009

Novedades!

En apenas unas horas he recibido dos excelentes noticias: Sunday Drivers y La Cabra Mecánica van a publicar nuevo disco.

De los manchegos oí hace tiempo rumores de separación, lo cual me entristeció mucho. Creo que son una banda magnífica, con una gran capacidad para hacer crecer las canciones, de adornarlas con decenas de arreglos que inyectan vitalidad y hermosura. Lo que no me ha quedado del todo claro es si van a publicar alguna canción castellano.

Esto es lo que me han mandado desde Mushroom Pillow:

texto por Virginia Díaz:

"Es el mejor disco que hemos hecho hasta la fecha", si esto lo dice otra banda, no te lo crees pero si lo dicen
The Sunday Drivers, dalo por hecho. The End of Maiden Trip es su mejor disco. Grabado en directo, en una semana, en los estudios Red Led de Madrid, el cuarto largo de The Sunday Drivers es un viaje utópico con saltos en el camino y con 13 paradas y me apeo en todas. No me permite pasar por alto ninguno de los paisajes con los que me encuentro. Esto me recuerda a que la primera vez que lo escuché, pensé que era un álbum muy visual, de esos que incluirías en la banda sonora de tu película favorita. Cada momento encaja perfectamente con una escena protagonizada en primera persona y, en parte, ahí radica su poder. Comienza con un golpe que va directo al corazón y que arranca a medio tiempo pero me estalla en la cara, crece y se hace enorme y, claro, no me lo puedo quitar de la cabeza. Así es My Plan: "mi plan no es quererte, tengo mejores cosas que hacer contigo", fantástico resumen. Siento el mismo ritmo y la misma emoción en I, con un sonido de teclado que sobrevuela las estrofas y que es pura golosina, color, luz e intensidad. Pienso que no se va a acabar esa sensación y no me equivoco cuando aparece Everything reminds me of you. Power pop con más de power que de pop, sin duda alguna, y asoman los mejores Teenage Fanclub -los de Bandwagonesque, quizás- desde el primer repiqueteo de guitarra. Avanzo nuestro recorrido, descubro melodías áltamente adictivas y me topo con unos The Sunday Drivers más optimistas que nunca, con el tono alto incluso en los tiempos medios-bajos (escúchese So What -desgarradora, atraviesa cualquier cosa que se le ponga por delante- Paining you buy y Row). Retrocedo y me detengo en (Hola) to see the animals. Aquí me recreo: con su la la la la, con su ukelele, con su Hola -que lo dijo ella-, con sus coros. Me levanto y empiezo a bailar y a cantar: "quiero ir contigo a ver a los animales", y ahí están. Al final, acompañando las notas del bajo, hay gaviotas, rinocerontes, tortugas, hipopótamos y elefantes. Termina la aventura con El final del viaje inaugural y se te cae la lágrima sunday driver porque, además, dura poco más de 2 minutos y medio. No pasa nada, puedo volver a empezar. Cada vez que haga este recorrido tendré nuevas experiencias, sentiré que merece la pena seguir... un momento, ahora que lo pienso, esto lo he escuchado yo en alguna parte... ¡ah, sí¡: "con ellos he reído, he bailado, he saltado, he cantado, he llorado, he sentido, en definitiva, porque ellos hacen que siga creyendo en esto que es la música". Me cito textualmente en 2007, ahora me reafirmo y termino como empecé: The end of maiden trip es el mejor disco de The Sunday Drivers.

Tracklist:
01 My plan
02 I
03 Guerrilla
04 Everything reminds me of you
05 Specially (today)
06 A miracle
07 So what
08 (Hola) to see the animals
09 Hold on to love
10 Passing you by
11 Smile
12 Row
13 The end of maiden trip

En cuanto al Lichis, pues también parecía que estaba un poco desaparecido, que no daba señales de vida, que no arrancaba la grabación de su nuevo disco...Hace un par de años La Cabra regrabó viejas canciones, dándoles un nuevo formato (por ejemplo "La novia del marinero" la convirtieron en un trallazo de flamenco-rock). Pero al parecer no se llegó a un acuerdo con DRO para la publicación de ese disco, así que el Lichis se puso a componer nuevos temas. Al final, por lo que cuenta en su blog, han tirado por la calle de en medio:

Comunicado sorpresa para todos.
Os anuncio que La Cabra Mecánica vuelve a la carretera en Octubre de 2009 con la publicación ya definitiva de un álbum doble con nuevas canciones y nuevas versiones de clásicos de La Cabra, recopilando un cancionero escrito entre 1994 y 2009.

La gira estará gestionada por Last Tour International, a cuya web os podréis dirigir en busca de más información (cuando la haya) sobre los detalles de la misma, además de mi propia web.

Sé que estáis ansiosos por saber cosas y yo también por contarlas. Será en breve.
Un beso muy fuerte a todos. Hay cosas muy buenas en camino.

martes, 19 de mayo de 2009

El oficio de crítico

Mucho revuelo se ha montado con la muerte de Antonio Vega y su reflejo en los medios. Dentro de la tónica hagiográfica que se ha seguido, tan sólo Quico Alsedo y Diego Manrique han roto con ella, haciendo un retrato poco complaciente de Vega. Más allá de lo acertado de estas columnas, me ha resultado muy interesante algo que dice Manrique en su texto:

"Dicen algunos pesimistas que esta profesión -la de periodista musical- está en vías de extinción. Al contrario, amigo: la democratización digital ha multiplicado el número de sus practicantes...hasta el académico Anson puede marcarse una crónica pasable de un show de The Killers...Pero ¿quién requiere crítica musical? A diferencia del cine o la literatura, el espacio disponible para esos menesteres es mínimo y la reseña de un disco se agota en proporcionar los datos básicos; los análisis de conciertos se reducen a notas sociales ("la cantante lucía una elegante túnica violeta"), al no existir tiempo material para la reflexión..."

Llevo tiempo pensando en lo inútil que es escribir sobre música, y Manrique me ha animado a profundizar sobre ello. Y para ello citaré dos frases de Frank Zappa:

- El periodismo musical consiste en gente que no sabe escribir entrevistando a gente que no sabe hablar para gente que no sabe leer (yo diría que más que no saber leer, escribir o hablar, el problema es que nadie sabe nada de música).

- Escribir sobre música es como bailar arquitectura (esta es apócrifa, me la han contado y me gustó).

Lo que quiero señalar es que dentro de la música pop y rock muy poca gente (de medios, industria, músicos y audiencias) sabe realmente algo de música. Los hay, pero son los menos. Cuando hablo de "saber de música" me refiero a conocimientos técnicos, precisos. Pero eso me lleva a la segunda frase de Zappa: ¿de qué sirve escribir sobre música?La música hay que sentirla, vivirla, degustarla. Intentar racionalizar y objetivar eso (sin tener un conocimiento preciso de lo que se habla) acaba siendo un ejercicio lleno de tópicos. Probad a leer cualquier crónica (las mías las primeras), en donde los mismos adjetivos se repiten continuamente: las guitarras son "afiladas", las baterías "machaconas", el bajistas estuvo "en su sitio", el sonido fue "potente"....

Entonces se tira de trucos, como el que señala Manrique (hablar más del entorno que de lo musical), se hacen afirmaciones sin un sólido apoyo argumentativo (no me gustan porque el cantante es feo), o se buscan argumentos manidos y desfasados (son malos porque son comerciales y suenan en los 40). El problema es que la crítica musical es la fuente de conocimiento más importante que hay para los fans, con lo que, a base de leer tópicos, uno acaba reproduciéndolos.

Dicho lo cual, ¿qué coño se puede decir del sonido de una batería?

martes, 12 de mayo de 2009

Ese chico triste y solitario




Si tuve los destinos
Entre la razón y el loco desatino
Fue porque conocí juegos prohibidos
Para morir viví, Muero por estar vivo




Se va el maldito entre los malditos, haciendo realidad todos los rumores que tantas veces corrieron. Mientras que para algunos la tragedia vital es una pose, en Antonio se percibía como un sino que le ha perseguido hasta el final.

A pesar de talento y de su sensibilidad, Antonio Vega fue un artista discontinuo, que dejaba salir su magia con cuentagotas. Su discografía está plagada de canciones brillantes y emocionantes, pero nunca llegó a publicar un disco "redondo". En todos falta o sobra algo. Tampoco sus directos fueron especialmente vibrantes. En los últimos años su deterioro físico era notable, aunque se agarraba a la guitarra y al micro como quien coge un clavo ardiendo. Quizá la música es lo que le hizo sobrevivir a sus tormentos, a la pérdida de Marga.

Siempre me emociona mucho escuchar "Me quedo contigo", canción de los Chunguitos que Antonio versionó en "Escapadas". A pesar de que no estaba convencido de tocarla, Marga le convenció para hacerlo. Poco después Marga falleció, convirtiéndose la canción en un pequeño homenaje de Antonio hacia ella.



Encasillado siempre como cantautor y letrista, Antonio Vega ha sido un guitarrista potente, mucho más cercano al rock de lo que normalmente se ha creído. Ya en Nacha Pop algunas canciones jugueteaban con pop acelerado y el rock surfero. Y en solitario, discos como "No me iré mañana" o "De un lugar perdido" mostraban robustas canciones en las que la electricidad rodeaba sus textos.


Como me decía hoy un amigo, ahora nos esperan días de escuchar "Chica de ayer", canción icónica de Antonio, pero que probablemente no sea lo mejor de su repertorio. De las muchas versiones que he escuchado, tanto por parte de Antonio como de otros artistas, me parece que la más emocionante es la que firmó Germán Coppini en el disco de homenaje que se le hizo a Antonio en el 93.



Una de mis debilidades con Antonio es la versión que hizo de "La carretera" de los Hombres G, canción que en sus labios se torna en una bella "road-movie" musical



Frágil y bello, como sus canciones. Así era Antonio Vega. Hasta siempre.

jueves, 7 de mayo de 2009

Discos recientes y calentitos

Últimamente he intensificado mi escucha y reseñas de discos. La mayoría de ellos son en principio desconocidos para mi y es algo que me gusta y cuando menos es sorprendente. Con el cine me viene a ocurrir algo similar: huyo de conocer de antemano el argumento o ver el trailer y así evito conocer de antemano la película o al menos sus lineas argumentales principales.

Retomando el tema de la música y gracias a la actividad de la propia web he podido conocer grandes discos y grandes grupos y/o artistas. Recientemente topé con Luis Ramiro y sus "Dramas y Caballeros". Conociendo la afinidad de mi compañero Fernán por Quique González espero impaciente sus impresiones al respecto.

Otra joya es Ben Lee, ¡y tiene 6 discos anteriores a "The Rebirth of Venus"! Uff se me acumula el trabajo. Menos mal que mientras escribo puedo escuchar música y así adelanto los deberes, benditos deberes.

miércoles, 6 de mayo de 2009

Antes muerta que amoderna.

Alaska a finales de los 70 era punk. En los 80 se pasó al pop nueva olero, cantando a los botes de Colón, meando a Carmen Maura y gritando "viva el mal, viva el capital". Pero lo que ella ansiaba era ser tonadillera y cantar con Raphael (lo consiguió).

En los 90, viendo que La Movida se acababa, se pasó al techno, al principio con poco éxito, después como diva de la homosexualidad Chuequista (o Chuequera). Lo suyo ha sido un renovarse o morir constante, fagocitando todo lo que tenía alrededor, lo mismo daba ser diva para los Auserón que colgarse del brazo de Loquillo. Lo mismo le da ser un icono gay que tener un blog con Jiménez Losantos. O decir que es lesbiana y casarse con Mario Vaquerizo.

Esa es la modernidad que nos han vendido. Estar a la última sin saber todavía cantar. Estéticamente irreprochable, ideológicamente vacía.

Justo lo que le gusta a Esperanza Aguirre, que la ha condecorado con la Gran Cruz de la Orden del 2 de Mayo ya que, en palabras de la presidenta, "expresas las inquietudes estéticas de una generación que vivía los nuevos aires de la libertad".

En eso ha quedado la Movida, en un ejercicio de banalidad y vacuidad posmoderna e ideológicamente ambigüo, que lo mismo es utilizado por derecha e izquierda sin ningún miramiento.

Eso sí, va monísima.

sábado, 2 de mayo de 2009

Vetusta Morla- Los buenos

Ayer vi a Vetusta por 3ª vez en un año. Lo cierto es que antes del concierto estaba un poco escéptico, me pareció tan impresionante el concierto de la Joy del año pasado que esperaba poca cosa de éste.

Y, efectivamente, el concierto no llegó a emocionarme tanto, pero tuvo momentos muy especiales. Quizá el recinto, el Circo Price, que más bien parecía una plaza de toros, no era el más adecuado para crear las atmósferas intimistas que tan bien sienta a los vetustos.

Lo que me sorprendió del concierto fue la cantidad de canciones nuevas y caras B que tocaron. VM han tardado 10 años en grabar su primer disco, por lo que tienen un buen cajón lleno de maquetas. De hecho en youtube se ha disparado la fiebre de canciones inéditas de VM, y hay un porrón.

De ellas me quedo con Los Buenos, un tema muy "pop", con una melodía muy clara. He buscado una versión parecida a la que tocaron ayer en youtube pero las que hay son más acústicas. Así que os dejo el tema en Goear, para que juzguéis. A mi me da que el nuevo disco de VM va a ser muy, muy bueno.

jueves, 23 de abril de 2009

Mirando atrás: Tres

Javier Álvarez surgió a mediados de los 90, encuadrado dentro de una nueva generación de cantautores, junto con Ismael Serrano, Pedro Guerra o Inma Serrano. Su primer disco, lleno de melancolía, personajes marcados por la desgracia, y algún toque reivindicativo (las conocidas "Edad del porvenir" y "Uno-dos-tres-cuatro")es un éxito, cosa que Javier no asimila nada bien, plasmándolo en su siguiente disco, mucho más denso e introspectivo, lo que defrauda las expectativas de ciertos seguidores.

Tras tres años de silencio el músico publica "Tres", disco que termina por alejar a ese público anhelante del cantautor imberbe. Ya desde el libreto Álvarez muestra una imagen diferente, con el pelo decolorado y con perilla, acorde con las nuevas canciones. La primera, "Padre", comienza con la afirmación "padre, soy pajillero, maricón y drogadicto, bakalaero, okupa, rojo, puta y bizco, punki, negro y de Alcorcón", rematando la faena con el rapeado (sí, rapeado) del estribillo: "Padre, no sé estudiar, soy pecador de la pradera, soy un truhán, soy un señor, soy un hortera, y además no creo en dios". Javier mata al trovador que escupía himnos generacionales para mostrarse como un músico irreverente e iconoclasta, mucho más próximo a la ironía del punk que a la poesía cantautoril. Musicalmente Suso Sáiz, productor del disco, renueva el sonido de Javier, introduciendo todo tipo de loops, programaciones y samplers (el disco está plagado de referencias musicales, desde Mecano y Julio Iglesias, pasando por Madonna, Queen y los Beatles), creando una atmósfera diferente en la que los sonidos se mezclan. Algo así como Beck, pero mirándolo de lejos y con los ojos guiñaos.

Aun así Javier sigue llenando sus textos de melancolía, como en "Tururú", y escribiendo preciosas baladas ("...y los dos"). Su hermano Jero, fotógrafo bien conocido dentro del pop-rock español, aporta la letra de "carretera", interesante road-movie musical que acerca a Javier al pop vitaminado. En "Manda", un medio-tiempo, Álvarez critica la estrechez de miras de los programadores musicales, pero de una forma nada obvia, mientras que "Maria Luisa", musicalmente agobiante, aunque con estribillo más relajado, se introduce en la prostitución, pero de una forma más cruda que en "Piel de pantera", canción de su primer disco en la que abordaba la misma temática.

Como decía, el disco pasó bastante desapercibido, separando a Javier del público que lo adoró en sus comienzos. Sin embargo, el arriesgado giro estilístico le permitió ser lo que quería ser, y no lo que querían (las radios, las discográficas, el público) que fuese. Desde entonces sus discos han seguido gravitando en torno a unas formas musicales más convencionales, pero siempre cercanas a lo novedoso, con un Javier mucho más irónico que en sus comienzos.

Es "Tres" un disco valiente y original que sorprende al oyente, y que, a pesar de los 10 años transcurridos, sigue sonando diferente.

viernes, 17 de abril de 2009

Si Dylan lo hace...

Cuando a Búnbury le llovieron hostias por su no-cita a Casariego, el maño se revolvió con rabia y puso el ejemplo de Dylan, Cohen o Sabina, artistas que no siempre citan sus fuentes. Lo de Sabina ya lo aclaró Puchades en un encuentro digital en Popes80, ya que él sí había citado a sus fuentes (el poeta era Luís Cernuda, de quien cogió "Donde habita el olvido").

Pero parece ser que al anciano Dylan tampoco le respetan muchos los periodistas yanquis, ya que, como ha explicado Diego Manrique, el nuevo disco del songwritter está siendo escudriñado en busca de referencias no explícitas, algo habitual en este artista. Tanto la portada como el single de presentación, Beyond here lies nothin', han sido rastreados por los huelebraguetas periodísticos hasta hallar su origen.

Pero como también dice Manrique en el artículo, esto es algo muy habitual en la historia de la música popular. El blues está lleno de músicos que se apropian de lo que otro ya había cantado. Si aplicamos esto al tema Bunbury, la idea de "El hombre delgado" ya había sido usada antes por Fidel Moreno (que sí citó a Casariego), quien llamó así a su proyecto musical. Pero ¿esto del hombre delgado...no tendrá algo que ver con The Ballad of a Thin Man de Dylan?¿No se inspiraría a su vez Casariego en eso?Y rastreando un poco más (osea, entrando en wikipedia) resulta que esto del Thin Man era a su vez una película basada en...¡un libro de Dashiel Hammet!Y vete tú a saber de dónde sacó Hammet la idea...

Todo esto sirve para ilustrar que en música la originalidad depende más de tu capacidad combinativa que de tu inventiva. Las culturas no dejan de ser espacios híbridos en los que múltiples referencias se mezclan, dando lugar a nuevos conceptos. Las dudas surgen cuando algunos, como Búnbury o Dylan, se resisten a reconocer esas referencias y quieren seguir manteniendo esa idea romántica del artista como creador genial.

Ya lo dijo Picasso, que la originalidad en el arte del siglo XX se basaba en el collage. Y Picasso era otro que también era mucho de copiar...