sábado, 30 de enero de 2010

La vuelta de Pedreira.

De repente salta la liebre: Javier Pedreira vuelve a tocar con Quique González. Una pequeña entrevista en un diario burgalés llaman la atención a un par de usuarios del foro de QG. Más tarde, el Facebook del músico confirma la noticia.

Supongo que este cambio habrá sido recogido con cierto gozo por un sector de los seguidores del músico, y no precisamente por que Javi Pedreira sea su ojito derecho, sino por el tremendo rechazo que David Soler ha generado en ellos. Tuve la oportunidad de ver a Quique y su banda en los dos conciertos que dieron en Madrid y, como ya escribí, daba la sensación de que Soler estaba todavía acoplándose a la banda (o la banda a él). Dentro de mis escasos conocimientos técnicos no llegué a escuchar grandes fallos en la ejecución de Soler, pero sí se notó que sus solos, sus acompañamientos y sus arreglos no terminaban de encajar en el sonido de la banda.

De cualquier forma Pedreira también fue recibido de uñas en su momento y todavía hoy sigue generando cierta aversión entre el público de Quique. Pedreira es un guitarrista con un sonido muy personal y vanguardista, que tiende a acaparar muchos focos en sus ejecuciones, algo que ha chocado con un cierto clasicismo entre la parroquia quiquera.

Este cambio en la banda ha coincido con una reflexión que llevo un tiempo cavilando acerca de los dos últimos discos de QG. Como tantos han señalado, si algo destaca en Daiquiri Blues es lo bien tocado que está, las grandes ejecuciones que atesora. Es un disco limpio y cristalino. Sumergirse en su escucha es entrar en un ambiente cálido, cómodo, en donde todo está su sitio. Es una estancia muy bien amueblada. Por contra Avería y Redención es una obra de difícil escucha que nos ofrece un panorama mucho más sombrío. Es un disco que rebosa barro, sudor y sangre. Atraversarlo implica pringarse en sus recovecos, en sus dobleces, en su dolor. En su momento AyR me produjo cierto rechazo. Canciones largas y densas, textos oscuros, una producción pretendidamente ruidosa, ese gusto por el barullo, las distorsiones de Pedreira....pero es un disco que rebosa vitalidad y fuerza, precisamente algo que echo en falta en Daiquiri.

Creo que ha partir de la pureza de Daiquiri he entendido mejor, o he sabido valorar más, las imperfecciones de AyR, un disco en el que da la sensación de que Quique se la jugó, y eso se transmite en su sonido. Daiquiri, siendo un disco con momentos emocionantes, me parece que termina pasando de puntillas. Un disco que no molesta, que no agita.

Veremos como se adecuan las nuevas canciones al sonido Pedreira. Tengo especial interés en escuchar las más guitarreras, como "Restos del stock" o "Deslumbrado", canciones que en directo amagaron más de lo que golpearon.

Y una última cuestión.

¿Hará por fin Pedreira el solo de "Nos invaden los rusos?



Las fotos están sacadas del flyckr de Jon Iraundegi. Os animo a que entréis y disfrutéis con ellas, ya que son maravillosas. Mi favorita es ésta.

EDITO: ya hay pruebas documentales de cómo suenan canciones del Daiquiri con Pedreira a la guitarra. A mi me gusta.

9 comentarios:

juanito dijo...

Guaau, primera notica que tengo, No he escuchado tocar a David Soler, ya que no he podido ver a Quique este año todavía, pero tengo que decir en defensa de él (repito sin haberlo escuchado tocar) que los seguidores de Quique se están volviendo un poco sectarios, algo así como los de Calamaro. Recuerdo como criticaban a Pedreira por su forma de tocar, y su aportación en AyR, y la verdad la mayoría de las críticas me parecían injustificadas, Pedreira es un guitarrista impresionante, y su aporte a AyR más el riesgo que corrió Quique en ese discos, salvaron de convertir su carrera en un autoplagio constante. Mis ganas de ver a Quique han aumentado, bien por él.

Eva B. dijo...

A y R es uno de mis favoritos. Intenso. Me muero con ese disco. No tiene explicación, pero es asi. Y la vuelta de Pedreira. Buena noticia.

Fer dijo...

Jajaja, yo cuando leo el Foro de Calamaro me espanto de las barbaridades y las sobradas que allí se escriben. En el de Quique veo a la gente más tranquila, pero con lo de Soler se han pasado varios pueblos. Lo curioso es que ha sido gente que no es habitual en ese foro.

Yo creo que va más con el género musical, que Quique tiene mucho credo entre un público "clasicista", y los ruiditos de Pedreira, pues como que no.

juanito dijo...

Es que este tío le mete mucha caña a las canciones, y eso en la música de Quique pa mí, queda de cine, es una buena noticia su vuelta.

Anónimo dijo...

es un pesado, va a acabar como javier vargas, cansino.
En cuanto al video ¿Es el grupo de Quique o el de Javier Pedreira?

Fer dijo...

No entiendo a qué te refieres. ¿Quién va a acabar como Vargas?

Miguemusiqueando dijo...

Buen post Fer. Es importantísimo que se conforme el concepto banda, se nota muchísimo en los conciertos en la interacción, complicidad y claro está en la ejecución.

Por eso quizás siempre he sido defensor del grupo en sí.

Saludos.

Nu dijo...

grandeee pedreira!

Naif dijo...

El viernes 5 ha sido mi primer concierto de QG. Viajamos a Burgos para verle en directo entusiasmados por Daiquiri que me parece un album imprescindible. El directo no me acabó de convencer, un magnífico sonido a banda, pero a nivel de show me pareció monótono, enlatado (el carrusel de cambios de guitarra rozaba el ridículo) y me fastidió la incapacidad de transmitir de QG, que teniendo temas GRANDES, de esos que te ponen la piel de gallina, en ningún momento levantó a la gente del asiento. Me sorprendió la guitarra de Pedreira, que es cierto que tiene momentos "Janis Joplin" o "The Doors" que a más de uno le pueden parecer ruiditos, pero a mí en líneas generales, me pareció que el viernes tuvo una actuación SOBRESALIENTE.