jueves, 11 de noviembre de 2010

Imaginación al poder

En la música hay hoy día muchas teorías sobre la crisis, la piratería, la SGAE, etc... Oímos muchas opiniones sobre lo jodido que está todo y que no hay dinero para nada.

Pero la creatividad que tan presente ha estado en esta manifestación cultural llamada música ¿dónde está?

¿Qué seria del rock o la fusión, por citar sólo algunos ejemplos, si nadie hubiera ideado y luego trabajado sobre nuevas formas de expresión?

Hacen falta soluciones y no problemas aunque mientras llegan con cuentagotas las salas siguen cerrando.

Alguien decía que los conciertos sería la clave para seguir sosteniendo el negocio y en parte tiene razón a pesar de que alguien levantará la voz sobre el precio y el encarecimiento de entradas, bebidas en barras, etc... Gracias a esto debe producirse una criba importante. Todos aquellos que hace 5-7 años sacaban un disco y se aseguraban miles de copias vendidas sin necesidad de forzar ni un ápice su garganta son quienes realmente se acojonan y ven el panorama bastante negativo.

Frente a estos, la otra cara de la moneda, el más puro romanticismo, el boca a boca de un concierto a otro. Un camino difícil, mucha carretera, sinsabores, pero más auténtico y donde realmente la respuesta del público dictará sentencia sobre la valía del grupo o cantante en cuestión.

Así que, terminando mi reflexión, los consumidores de música seguimos teniendo un gran poder, un afán consumista y sólo necesitamos buenas ideas y que se inviertan en ellas y algo se está moviendo al respecto. Marcas y bancos que organizan concursos de talentos, giras secretas y gratuitas con grupos de primera fila (aún estoy pensando en el San Miguel´s Unique con Franz Ferdinand), etc... Todo esto...bienvenido sea.

2 comentarios:

Eva B. dijo...

;) todo se transforma. Aquellos que pensaban que hundida la industria, fin también de la música, se equivocaban. Es buenísimo que todo se revuelva y se refresque.

Miguemusiqueando dijo...

Particularmente creo que nunca hubo tantos conciertos y todos los días en mi ciudad. Así que si hay oferta y hay demanda...todo es canalizarlo ¿no?

Gracias por el comentario Eva, un saludo.